Interoperabilidad jurídica de la geoinformación

La interoperabilidad de la geoinformación incluye la dimensión jurídica junto con la técnica, semántica y organizativa. Para el progreso de la sociedad es esencial el conocimiento del espacio terrestre, marino y aéreo, y ello es posible gracias a la interoperabilidad los datos y servicios espaciales, que además generan valor añadido y estratégico en las actividades y sectores que precisan esa información.

La interoperabilidad jurídica es la dimensión de la interoperabilidad relativa a la relación e interacción entre los agentes jurídicos y operadores técnicos implicados en actuaciones, procesos y procedimientos administrativos, judiciales o extrajudiciales que, con soporte en sistemas de información interpretable de forma automática y reutilizable por aplicaciones, comparten datos y servicios integrados, accesibles, fiables y sostenibles en el tiempo, e intercambian conocimientos para el objeto específico requerido por su actividad.

Claves de la interoperabilidad jurídica de la información geográfica

¿En qué pienso al hablar de “interoperabilidad jurídica” de la geoinformación? Sencillamente en un sistema armónico en el que las herramientas técnicas contribuyan a facilitar el trabajo jurídico que nos ocupa a los juristas y abogados que trabajamos junto a ingenieros, arquitectos y todo un conjunto de técnicos expertos. 
En otras palabras, esta necesaria y jurídica interoperabilidad de la geoinformación, basada en la previa compatibilidad y armonización de sistemas y aplicaciones, nos ayuda a conocer más y a decidir mejor sobre las implicaciones tecnológicas y jurídicas que se nos plantean habitualmente en relación con el espacio terrestre, marítimo y aéreo objeto o motivo de nuestra actividad. 

Interoperabilidad jurídica de la geoinformación

“Allí donde hay sociedad hay Derecho”. Este aforismo romano creo que puede ser reformulado en el ámbito geoespacial ya en pleno Siglo XXI: allí donde hay Derecho hay “espacio”.

De la “ciencia ficción” a la “ciencia geoespacial”

Pienso que el año 2011, en el que el nombre de Steve Jobs ha quedado esculpido para la Historia, ha supuesto un importante salto del “social not-working” al empleo de tecnologías para el auténtico “social networking”.

En el ámbito del derecho geoespacial ha quedado también confirmado en las recientes II Jornadas Ibéricas de Infraestructuras de Datos Espaciales (JIIDE) celebradas en Barcelona. Sin duda, al networking geoespacial ha contribuido la aprobación aquellos días del Real Decreto (Real Decreto 1495/2011, de 24 de octubre) por el que se desarrolla la Ley sobre reutilización de la información del sector público, para el sector público estatal (Ley 37/2007, de 16 de noviembre).

La Ley Geoespacial al servicio de las fundaciones

La Ley Geoespacial al servicio de las fundaciones. MORENO CEA, F. y DÍAZ DÍAZ, E., ANUARIO DE DERECHO DE FUNDACIONES 2011. Obra colectiva, dirigida por Santiago Muñoz Machado y José Luis Piñar Mañas. Iustel, Madrid 2011 (ISSN: 2172-6051).

Más información en Iustel.

Descargar Sumario PDF

Páginas